domingo, 30 de junio de 2013

Pobladores de San Marcos protestan por falta de agua ante la mina Marlin

Más de 500 pobladores de varias aldeas mantienen retenidos a unos 35 trabajadores de la Mina Marlin en la comunidad  Siete Platos, San Miguel Ixtahuacan, San Marcos a quienes entregarán si la empresa se compromete a comprarles una fuente de agua para abastecerse del vital líquido.

 POR AROLDO MARROQUíN Y MIKE CASTILLO SAN MARCOS

SAN MARCOS - Esperanza López, delegada departamental de la Comisión Presidencial de Derechos Humanos Copredeh, informó que los inconformes coparon a un grupo de trabajadores de la Mina, a quienes buscan canjear por un proyecto de agua, pues señalan que desde la instalación de esta, las fuentes de agua se secaron.

De acuerdo con los pobladores, personeros de la mina Marlin se comprometieron a llevarles agua por otros medios, lo cual no han cumplido.

Basilio Bámaca, vecino del lugar, dijo que las fuentes de agua se secaron, y lo que antes eran grandes arroyos, ahora ya no están, "la mina quiso tapar el sol con un dedo y nos conectó un servicio de agua que no sirvió, solo tardó quince días y ahora estamos sin el líquido vital. Queremos que las autoridades del Gobierno nos ayuden a solucionar el problema porque esto es cosa seria", añadió.

"Hoy no estamos reteniendo a nadie, solo que le advertimos a los mineros que de hoy en adelante vamos a actuar porque por culpa de la mina nos hemos quedado sin agua, los nacimientos se han secado y eso no puede ser", aseguró Bámaca.

Josué Navarro, de la Comisión Paz y Ecología, dijo que los vecinos denunciaron este caso y producto de esto se presentó el informe del agua que está contaminada, la cual se evalúa minuciosamente debido a los altos porcentajes de este líquido que la mina Marlin extrae de pozos mecánicos, lo cual hace que las venas de nacimientos abastezcan a estos pozos y en consecuencia se sequen.

Personeros de mina Marlin afirmaron que a los vecinos se les estará apoyando con el servicio de agua potable. "Se ha programado el proyecto de agua potable y muy pronto cumpliremos con nuestro compromiso" afirmaron.

Ante las declaraciones de los vecinos, la mina Marlin manifestó que "los disturbios fueron provocados personas externas que no pertenecen a la comunidad Siete Platos, porque quieren que se financie un proyecto sobrevaluado, el cual no es viable su ejecución por deficiencias técnicas que ya se evaluaron".
La mina acusa a los pobladores de violentar el derecho de libre locomoción y comercio de proveedores de la mina que no pudieron pasar.