miércoles, 17 de agosto de 2016

Graves conflictos en San Miguel Ixtahuacan por la corrupcion y explotacion de la mina Marlin

El lunes pasado en la municipalidad de San Miguel Ixtahuacán asesinaron a una persona y otras más, parece, están heridas.

El conflicto viene de hace años en la comunidad Salitre de San Miguel Ixtahuacán, una de las comunidades donde explota la mina Marlin. Los comunitarios negociaron con la mina beneficios de servicios públicos y dinero para la comunidad a cambio de la explotación minera. Aunque es una comunidad que no es beneficiaria de las medidas cautelares otorgadas por la CIDH el 20 de mayo de 2010, cuando la empresa quiso entrar en su territorio las utilizaron para negociar el proyecto de agua como lo hacían las comunidades beneficiarias, incluso fueron más allá. Ese es un resultado al igual que otros, por los cuales las comunidades se benefician de alguna manera por las medidas cautelares, lo cual nos llena de satisfacción, sin embargo, la manipulación lucrativa de la empresa ha tenido los siguientes costos.

El acuerdo al que la comunidad de Salitre llego con la empresa Goldcorp/Montana Exploradora sobre la explotación en su territorio comunal, fue que financiaran e implementaran el sistema de agua para toda la comunidad a lo cual la empresa aceptó. Según información de miembros de la comunidad, la empresa habría entregado a los COCODE tres millones de quetzales, y aún así, no todas las personas de la comunidad lograron un chorro en su casa, muchas personas de la comunidad sobre todo mujeres solteras, viudas, entre otras y otros comunitarios no lograron chorro en su casa, por lo que, exigieron a sus autoridades comunales en los COCODE que entregaran cuentas sobre la ejecución del dinero a lo que se negaron. Ante la situación la asamblea comunitaria decidió sustituirlos a lo cual se han opuesto con el apoyo de la empresa.

Para ello, la mina venía sobornando, amenazando y chantajeando a la comunidad hasta que tuvo que ceder. La empresa entregó a los miembros del Consejo Comunitario de Desarrollo -COCODE- de la comunidad unos Q.200,000.00 anuales, más o menos, durante no sé cuántos años. La empresa Montana lo utilizó como medio para mantener la impunidad de sus abusos con lo cual no le conviene que dichos COCODE sean sustituidos por la propia comunidad.

La comunidad llegó a su límite puesto que dichos COCODE llevan en el cargo 12 años y no entregan cuentas a la comunidad, habiendo sospechas que se han corrompido con el dinero de la empresa, por lo que, en asamblea comunitaria decidieron nombrar a otros COCODE, lo que no gustó a la empresa promoviendo el grave conflicto entre la misma comunidad.

El alcalde municipal, ha declarado que a quien reconoce es a los nuevos COCODE puesto que son las legítimas autoridades comunitarias conforme las actas donde consta la asamblea comunal que les eligio.

Mientras los comunitarios se matan, la empresa Goldcorp/Montana continúa disfrutando de sus jugosas ganancias con total impunidad explotando y corrompiendo a través de la mina Marlin. El puro y duro racismo.