viernes, 15 de abril de 2016

Derrumbe de magnitud industrial en mina subterránea West Vero de la mina Marlin

En el plano de las minas subterráneas de la mina Marlin (Derecho minero Marlin I), puede leerse en la parte inferior izquierda WEST VERO.



West Vero, es la mina subterránea más profunda. Puede leerse en el cuadro vertical de la izquierda en el renglón 21 que el nivel de W. Vero se encuentra a 1660 metros sobre el nivel de mar -msnm, cuando la mina subterránea DELMY según el renglón 18 del mismo cuadro se encuentra a 2007 msnm más cerca de la superficie, habiendo una diferencia de 347 metros de profundidad. Sipacapa se encuentra a 1970 msnm en relación a West Vero a 1660 serían 310 msnm. En conclusión, dicha mina tiene una profundidad mayor a 300 metros, a lo que hay que sumar la forma espiral en que se construye logrando cierto ancho que no sabemos de cuanto será, lo cierto es que ese tunel en espiral se entrecruza entre el mismo dejando una capa de tierra que lo soporta hasta su profundidad. Según nos informaron trabajadores de la mina que fueron evacuados, lo que sucedió es que un punto de ese tunel se derrumbó sobre la otra parte del tunel que pasa más abajo. Por eso, es difícil creer que una sola persona fue soterrada y por según reportó la mina muerta. Los trabajadores nos informaron que por lo menos otros seis se encuentran soterrados.

El dato anterior será difícil verificarlo porque la empresa lo oculta con la complicidad de las autoridades del Estado. Por eso, según nos informaron los trabajadores que fueron evacuados enviándolos a sus casas para que nadie presenciara el rescate, y solo se quedo la brigada de rescate de la propia mina bien adiestrada para no informar sobre la magnitud del derrumbe, el cual la propia empresa ya infomó que es magnitud indutrial suspendiendo las operaciones en dicha mina aunque no en toda la mina Marlin. También ha informado que avisó al Ministerio de Energía y Minas y a la Comisión de Reducción de Desastres -Conred- quienes están presentes atendiendo el siniestro.

Informaron que el joven Jaime Pérez es probable que haya muerto soterrado quien dicen tener 26 años de edad. Los familiares nos informaron que el joven tiene 22 años de edad, y que la empresa ya se comunicó para ofrecerles dinero a cambió de no denunciar, como ha hecho con otras muertes. El año pasado un señor murió en dicha mina, según información de los trabajadores por asfixia debido a los gases de la mina por su profundidad. La familia recibió dinero para no realizar la denuncia y así lo hicieron bajo las coacciones de los gerentes de la empresa Goldcorp/Montana Exploradora. No será extraño que este caso quede de nuevo en la impunidad. Plurijur, está preparando las acciones legales correspondientes.

La mina West Vero se encuentra principalmente en la Comunidad de Cancil en Sipacapa. El año pasado el Gobierno de Guatemala autorizó a la empresa Goldcorp/Montana para ampliiar la explotación de West Vero en Cancil para hacerla aún más profunda, y ampliarla hacia la comunidad de Agel en San Miguel Ixtahuacán.  Además, la municipalidad de Sipacapa fue informada por la mna Marlin que en la misma comunidad de Cancil se está llevando a cabo un estudio de impacto ambiental para explotar una nueva mina llamada Julissa.

La comunidad de Cancil es una de las 18 comunidades beneficiarias de las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos -CIDH- el 20 de mayo de 2010, y que ahora padece de las consecuencias de que el EStado de Guatemala no vele por su seguridad y el cumplimiento de sus obligaciones internacionales. Dichas medidas formar parte del Caso que Plurijur está litigando ante la CIDH encontrandonos en la etapa de fondo previo a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Este mes se llevaron a cabo las sesiones de la CIDH donde debimos participar par cabildear a favor de las comunidades para llevar el caso a la Corte pero por falta de fondos no viajamos. Seguiremos gestionando para lograr apoyo financiero algún día para continuar con la defensa legal de las comunidades contra la mina Marlin.

Todo lo anterior demuestra que NO existe capacidad estatal para monitorear el efecto acumulativo de la explotación minera sobre la mina Marlin, y por tanto, en todo el país. La situación es grave porque el Estado de Guatemala y la empresa minera en complicidad son implacables en la explotación de las comunidades mayas y sus territorios ancestrales.