viernes, 28 de marzo de 2014

Visita del equipo legal de Plurijur a San Miguel Ixtahuacan donde opera la mina Marlin

 El equipo legal de Plurijur visitó las comunidades de San Miguel Ixtahuacán reuniéndose con sus representados y representadas en el Caso ante la CIDH contra el Estado de Guatemala por la explotación de lamina Marlin.

Visitamos la Comunidad Ixcail, informando y entregando copias de los documentos sobre la solicitud que hizo la CIDH al Gobierno de Guatemala para solventar la ayuda de la Comunidad por el deslave ocurrido el año pasado, donde perdieron casas, siembras y tierra, según la CONRED hay una grieta de 500 metros de profundidad en el territorio comunitario.  Producto de dicha intervención el Alcalde Municipal se vio obligado a visitar la Comunidad y ofrecer algún apoyo que como siempre se condiciona a la imposición de los trabajos forzados y financiamiento por parte de la Comunidad.



El Alcalde Municipal Ovidio Joel Domingo Bamaca, les ofrecio el repello de las paredes, cemento para el piso, y lámina para el techo, la condición fue que construyan con sus propios medios económicos y mano de obra las paredes de las casas, comprando nuevos terrenos.  En las reuniones trabajamos sobre la estrategia jurídica del Caso.

También nos reunimos con representantes de las comunidades alrededor de la mina Marlin para continuar con la asesoría del Caso ante la CIDH, Fiscalía de delitos contra el ambiente, y Antejuicio contra el Alcalde Municipal.  Trabajamos sobre la estrategia de los Casos en su complementación para mejores y mayores consecuencias jurídicas a favor de las comunidades.

Continuamos trabajando junto a las Comunidades en la implementación de las medidas cautelares otorgadas por la CIDH para garantizar el derecho humano al agua, el derecho a la salud, y un ambiente sano contra toda forma de contaminación ambiental, en particular de la mina Marlin.

La empresa minera Montana Exploradora de Guatemala, S.A. está financiando al equipo de futbol profesional del Departamento de San Marcos, mientras las fuentes de agua comunitarias continúan contaminadas y las familias destruidas.  La pobreza y la pobreza extrema continúan campantes, y las enfermedades sobre todo de la niñez aumentan.

La preocupación comunitaria es grave porque la empresa continúa ampliando la exploración y explotación pretendiendo desplazar a comunidades enteras, creando nuevas minas subterráneas.

Plurijur y la Resistencia comunitaria continuamos implementando mecanismos comunitarios y legales en defensa del agua y el territorio municipal.