jueves, 9 de agosto de 2012

2a reunión para concertar el cumplimiento de las medidas cautelares CIDH

Foto Marcos Pérez
Ayer, miércoles 8 de agosto, se llevó a cabo la segunda reunión de trabajo con el Estado de Guatemala y las peticionarias y peticionarios para la concertación de las medidas necesarias y especiales que ordenó la CIDH para proveer de agua a las 18 comunidades mayas de Sipacapa y San Miguel Ixtahuacán.


La reunión se realizó en las oficinas centrales de la COPREDEH, quien dirigió la sesión, participaron representantes del Ministerio de Energía y Minas, Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, Secretaria de la Presidencia, Fondo Nacional para la Paz, El Gobernador del Departamento de San Marcos, el representante de la empresa explotadora Montana, incluso algunos miembros de la cooperación internacional como el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento de la Cooperación española, y del PNUD.  Los Alcaldes de Sipacapa y San Miguel Ixtahuacán, se excusaron porque manifestaciones en contra del Gobierno les impidieron llegar.  También dos peticionarios, una peticionaria, el documentalista de la resistencia, y yo como representante legal de las comunidades.  Esperamos en unas semanas publicar la grabación de la reunión.

En esta sesión de trabajo, la COPREDEH presentó la propuesta del Estado de Guatemala, para dotar de agua a las 18 comunidades como prioridad, pero planteando que la planificación debe incluir la cobertura progresiva de las 62 comunidades de San Miguel y las 43 de  Sipacapa.  El Estado, está proponiendo abordar la situación como lo ha planteado la CIDH, planificar y ejecutar el cumplimiento en dos niveles, uno, adoptar medidas necesarias para la accesibilidad de las comunidades al agua potable para uso humano, uso doméstico, y segura para el riego; dos, adoptar medidas especiales y necesarias para evitar que el agua esté contaminada con las operaciones mineras.

Foto Marcos Pérez

La propuesta, básicamente, plantea que, sería menos burocrático garantizar la accesibilidad a través de una mancomunidad entre ambos municipios; que la empresa Montana haga donaciones de tecnología y maquinaria; analizar los aportes en regalías entregadas por la empresa a las municipalidades y comunidades entre otros fondos para presupuestar la cobertura de la infraestructura para ambos municipios; una inversión económica de la empresa para garantizar a largo plazo el manteniendo del servicio; constituir una empresa mancomunada municipalmente para hacerse cargo del prestar el servicio de agua permanentemente; entre otros aspectos.  También, propone establecer una planta de tratamiento para el agua con arsénico.

Acordamos que las peticionarias y peticionarios necesitamos unas semanas para presentar nuestras observaciones, las cuales estaremos publicando en este blog en su momento.

También, presentamos algunos casos comunitarios sobre cortes de agua y desvío de caudales arbitrarios por parte de la empresa Montana, y daños a la salud por la contaminación minera, paradójicamente, contra  quienes promovieron las  medidas cautelares que ahora permitirán garantizarle agua a quienes procedieron en su contra, y hasta violentamente.

Es la resistencia la que ha logrado obtener las medidas cautelares que, prioritariamente, 18 comunidades y luego los dos municipios completos tendrán agua, aproximadamente 50,000 miembros del pueblo maya sipakapense y mam.

En el día internacional de los pueblos indígenas.

Carlos Loarca
Director Ejecutivo plurijur